Atlanta, E.E.U.U. - El veterano abridor Tim Hudson exhibió una vez más el poder que tiene en su brazo para ser el líder indiscutible de la rotación de los Braves de Atlanta que se impusieron por 5-2 a los Nationals de Washington para seguir líderes en el comodín de la Liga Nacional.

La victoria permitió a los Braves tener ocho juegos y medio de ventaja sobre los Cardinals de Saint Louis en la lucha por estar en la fase final del campeonato como último clasificado del Viejo Circuito.

Hudson (14-8) lanzó seis entradas para ceder cinco hits con una carrera limpia permitida y conseguir la victoria que colocó como líder del equipo en ese apartado tras superar al holandés Jair Jurrjens, que se encuentra con problemas en el codo derecho.

Jurrjens dijo hoy antes del partido contra los Nationals que un examen de resonancia magnética había descubierto que tiene una contusión en el hueso del codo y ha decidido ver a un especialista, lo que podría obligarle a entrar en la lista de lesionados de 15 días junto al también abridor Tommy Hanson quien padece dolores en el hombro derecho.

El relevista Jonny Venters cedió una carrera en el octavo episodio antes de abanicar a dos rivales con las bases llenas para conjurar el peligro y dejar a Hundson con la victoria.

El cerrador novato Craig Kimbrel siguió intratable al lanzar el noveno episodio con un hit permitido y tres ponches que le permitieron llegar a los 42 rescates la mejor marca en la historia de las Grandes Ligas para un novato y actual líder de la NL.

El receptor Brian McCann y el tercera base Chipper Jones pegaron sendos batazos para encabezar el bateo oportuno de los Braves que tuvo al segundo base Dan Uggla con dos carreras anotadas para los de Atlanta.

La derrota se la quedó el abridor taiwanés Chien-Ming Wang (2-3), que lanzó cinco innings y dos tercios para espaciar siete hits con cuatro carreras limpias, dio tres bases por bolas y no sacó ponche alguno.