La argentina Gisela Dulko no pudo dar la sorpresa ante la bielorrusa Victoria Azarenka y se despidió del Abierto de Estados Unidos tras caer ante la cuarta cabeza de serie del torneo por 6-4 y 6-3, en 1 hora y 35 minutos.

Dulko, única representante del tenis sudamericano en el cuadro femenino, plantó cara a Azarenka, quien tuvo que emplearse a fondo para superar a la argentina en dos disputados sets.

Y es que la jugadora sudamericana se había impuesto en los tres últimos duelos entre ambas, la última de ellas en la pasada edición del torneo, cuando la bielorrusa tuvo que abandonar tras caer fulminada en la pista y tener que ser retirada de la misma en silla de ruedas.

La clave del choque estuvo en la efectividad de la bielorrusa en los puntos de 'break', ya que ambas jugadoras disfrutaron de once ocasiones de quebrar el servicio de su oponente, pero mientras que Azarenka lo consiguió en seis oportunidades, la argentina sólo convirtió la mitad.