El suizo Michael Albasini ganó el viernes la 13ra etapa de la Vuelta a España, mientras que Bradley Wiggins conservó por tercer día consecutivo el liderato en la clasificación general.

Albasini, del equipo HTC-Highroad, superó a los líderes en los kilómetros finales para cruzar la meta en 4 horas, 19 minutos, 39 segundos. La ruta montañosa de 158,2 kilómetros recorrió desde Sarria hasta Ponferrada.

La jornada no produjo cambios importantes entre los favoritos, ya que todos arribaron con el pelotón a un minuto y medio de los 20 ciclistas que se fugaron al comienzo de la temporada.

El campeón Vicenzo Nibali cayó del cuarto al quinto puesto en la clasificación general, a 24 segundos de Wiggins.