El poder del bate de los dominicanos, el primera base Albert Pujols y el campocorto Rafael Furcal volvió a ser la clave que permitió a los Cardenales de San Luis ganar 8-4 a los Cerveceros de Milwaukee y completar la barrida de una serie de tres juegos.

Pujols pegó jonrón y un grand slam contra el abridor mexicano Yovani Gallardo para ser el auténtico verdugo de los Cerveceros que vieron como por segundo partido consecutivo el bate dominicano les iba a dejar con la derrota.

El toletero dominicano, que se fue de 4-4 con cinco carreras impulsadas y tres anotadas, pegó su primer jonrón del partido en el primer episodio, sin corredores en circulación, pero en el tercero le recetó la misma medicina y esta vez con tres corredores en las bases.

Pujols, que llegó a los 34 cuadrangulares en lo que va de temporada, consolidó su condición de líder de jonrones en la Liga Nacional, además de pegar el cuadragésimo segundo grand slam de su carrera

Furcal, como había sucedido en el partido de la jornada anterior también pegó jonrón, el quinto con los Cardenales, y lo hizo en el primer turno al bate del partido contra Gallardo, que perdió por completo el control de sus lanzamientos.

El campocorto dominicano ha pegado cuatro jonrones contra los Cerveceros desde que fue traspasado a los Cardenales por los Dodgers de Los Ángeles el pasado 31 de julio.

El jardinero izquierdo Matt Holliday también pegó cuadrangular, el vigésimo de la temporada, y el número 200 como profesional al botar la pelota en el quinto episodio para ayudar a los Cardenales (73-64) a ganar el sexto partido de los últimos siete que han disputado.

La victoria también permitió a los Cardenales ponerse a siete juegos y medio de los Cerveceros (81-57) en la lucha por el título de la División Central, que no habían sido barridos en una serie en su campo del Miller Park desde el 24-26 de agosto del 2010 cuando perdieron con los Dodgers.

Ambos equipos jugaran la última serie de tres partidos en la temporada regular el próximo lunes cuando se enfrenten en el Busch Stadium, de San Luis.

El novato Brandon Dickson hizo su debut en las Grandes Ligas como abridor después que los Cardenales lo habían llamado del equipo de Memphis de la Triple A para trabajar tres entradas y un tercio y ser castigado con seis imparables y tres carreras.

El relevista dominicano Octavio Dotel (1-2) le quitó la pelota para lanzar dos entradas y dos tercios, permitir imparable, dar una base por bolas y sacar cinco ponches, que le dejaron con su primer triunfo de la temporada.

La artillería pesada de los Cereveceros la encabezaron de nuevo Prince Fielder, Jonathan Lucroy y Corey Hart, que pegaron un jonrón cada uno para producir las cuatro carreras del equipo, pero no pudieron con el poder de Pujols, Furcal y Holliday.

Aunque Fielder, que pegó su trigésimo jonrón de la temporada, se convirtió en el primer toletero en la historia del equipo que por quinta temporada consecutiva llega a esa marca de cuadrangulares.

Gallardo (15-9) cargó con la derrota después de lanzar cuatro entradas y dos tercios en los que fue castigado con nueve imparables, incluidos cuatro jonrones, dio una base por bolas y abanicó a nueve bateadores de los Cardenales.