La escena más destacada en "Carnage", la nueva película de Roman Polanski, tiene como protagonista a Kate Winslet.

Por lo menos eso dicen los hijos de la actriz galardonada con el Oscar, pues según Winslet no han olvidado el día que tuvo que arrojar vómito en el plató.

"Mis hijos vinieron a trabajar el día del vómito y me encanta que estuvieran ahí porque literalmente no han dejado de hablar de eso desde entonces. Fue algo histérico", dijo Winslet en una conferencia de prensa el jueves antes del estreno mundial de la cinta de Polanski, que además es una de las contendientes en el Festival de Cine de Venecia.

La cinta está basada en la obra de teatro de Yasmina Reza "The God of Carnage", y es un tipo de "El señor de las moscas" para adultos, en cual las intenciones civilizadas llevan a resultados terriblemente malos cuando cada personaje revela su lado más bajo.

La película es de sátira y está llena de momentos cómicos. La protagonizan Winslet y Christoph Waltz como los esposos Nancy y Alan, que se reúnen con otra pareja, Penélope y Michael, protagonizados por Jodie Foster y John C. Reilly. Las dos parejas se sientan a discutir los detalles de una pelea que tuvieron sus hijos en un parque, tras la cual uno de los niños queda con los labios hinchados y un diente de menos.

Los padres tratan de mantener las apariencias y el decoro mientras reparan en minucias como por ejemplo, si el hijo de Nancy y Alan usó un palo como arma o si sólo lo estaba sosteniendo. En algún momento Penélope dice que los padres del presunto hostigador no tienen interés en el comportamiento de su hijo, y al parecer eso es más de lo que Nancy puede tolerar pues comienza a arrojar vómito a chorros (durante la discusión habían estado comiendo una tarta de frutas), y su vómito cae sobre los preciados y exquisitos libros de arte de Penélope.

El elenco estelar expresó su reconocimiento unánime a Polanski, quien no asistió al estreno.

"Si Roman Polanski te invita a cualquier proyecto no puedes decir no", dijo Winslet. "Había visto la obra de teatro en Nueva York ya era una admiradora de ella. Me sentí muy afortunada de ser incluida".

Polanski todavía es buscado en 188 países por la Interpol, que lo requiere para extraditarlo a Estados Unidos donde sería sentenciado por tener sexo con una chica de 13 años en 1977. Puede circular con libertad en Suiza, donde se han negado a extraditarlo, y en Francia, donde existe una política de no extradición para sus ciudadanos.

"Carnage" se desarrolla en Brooklyn, pero fue filmada en un estudio de cerca de Paris en un lapso de seis semanas. La mayoría de la acción ocurre dentro de un apartamento, que se construyó de manera tal que permite que los actores se muevan perfectamente en él.

"El uso del espacio fue de hecho un asunto muy preciso, confinado, mínimo y detallado", dijo Waltz. "Pero eso es el fuerte de Roman. La precisión, el detalle, la exactitud, la manera microscópica de trabajar".

Polanski hizo que los actores ensayaran el guión como si fuera una obra de teatro, memorizando el texto completo y después actuando toda la película. Aunque que el guión cinematográfico era similar al libreto de la obra, Winslet dijo que el tono y el ritmo eran diferentes, lo que creó una pieza única.

"Todo era filmado en el orden de la historia, de principio a fin, y creo que ninguno de nosotros había experimentado eso antes", dijo Winslet.