El procurador general de una convulsionada ciudad siria apareció en un video en el que acusa a las fuerzas de seguridad de haber matado a cientos de personas y arrestado a miles, al tiempo que declara su renuncia en protesta por la represión del gobierno del presidente Bashar Assad.

Aunque parece ser una deserción importante del régimen, la agencia noticiosa estatal dijo el jueves que "terroristas" habían secuestrado tres días antes a Adnan Bakur y lo obligaron a hacer esa grabación.

En el video, Bakur, procurador general de Hama, dijo que las fuerzas de seguridad arrestaron a miles de "manifestantes pacíficos", mataron a 72 prisioneros el 31 de julio y a otras 420 personas durante un cerco militar sobre Hama en agosto. Agregó que las autoridades sirias le ordenaron culpar de las muertes a pistoleros y pandillas.

"Renuncio a mi cargo en el régimen de Assad y su banda", dice Bakur en el video, que fue colocado en línea el miércoles por la noche mientras efectivos de seguridad allanaban viviendas y practicaban arrestos en Hama.

The Associated Press no pudo verificar la autenticidad del video. Siria ha prohibido la presencia de periodistas extranjeros y ha restringido la cobertura local, lo que dificulta confirmar los hechos de manera independiente.

Las Naciones Unidas calculan que 2.200 personas han muerto en la represión a las protestas que estallaron a mediados de marzo. Amnistía Internacional dijo esta semana que al parecer por lo menos 88 personas, incluso diez niños, han muerto en detención en Siria en los últimos cinco meses.

La ofensiva ha provocado críticas y sanciones internacionales. El presidente francés Nicolas Sarkozy dijo el miércoles que Assad ha hecho "algo irreparable". Francia y sus aliados quieren que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga un embargo de armas y otras sanciones al régimen sirio y sus partidarios, pero Rusia se resiste a ir tan lejos.