El primer portaaviones de China consiguió el jueves todos sus objetivos en su prueba inicial en el mar en agosto, informó el gobierno chino.

De acuerdo con el diario oficial Global Times, el vocero del Ministerio de Defensa Yang Yujun dijo que el buque ex soviético restaurado seguirá siendo sometido a pruebas. No dio más detalles.

China dice que su buque es para investigación y entrenamiento, al señalar planes de largo plazo para construir tres réplicas más en los propios astilleros de China.

El programa de portaaviones de Beijing es consecuencia de la floreciente expansión militar del país, impulsada principalmente por jactarse de tener el derecho y por el prestigio nacional. Asimismo podrían entrar en juego darle más alcance al reclamo de China sobre Taiwán y el disputado territorio del mar del sur de China.