Hombres armados mataron a balazos el jueves a siete musulmanes chiítas en un ataque contra un minibus en el noroeste de Pakistán, informó Jamil ur Rehman, un funcionrio gubernamental.

Rehman indicó que probablemente se trató de un ataque sectario. Los hombres emboscaron el minibús en una zona de la región tribal de Kurram. El conductor y los seis pasajeros que fallecieron eran chiítas.

Ningún grupo se ha responsabilizado del ataque hasta el momento.

Los chiítas son minoría en Pakistán, un país mayoritariamente musulmán. Aunque la mayoría de los suníes y chiís viven juntos y en paz, los extremistas de ambos bandos suelen atacar a los líderes y activistas del grupo contrario.

El enfrentamiento entre suníes y chiís sobre el legítimo heredero del Islam, fundado por el Profeta Mahoma, data del siglo VII.