Una mujer demandó a Microsoft Corp. con el argumento de que el mayor productor de software del mundo rastrea ilegalmente a las personas cuyos teléfonos celulares y otros aparatos móviles emplean el sistema operativo Windows Phone 7.

La demanda fue presentada el miércoles en un tribunal federal en Seattle por Rebecca Cousineau. La demanda dice que Microsoft le dice a los usuarios que pueden apagar el rastreo de ubicación, que es una función de las cámaras en los teléfonos con Windows Phone 7. Pero Cousineau asegura que el software mantiene el rastreo de los usuarios incluso si esa función se desactiva.

La demanda busca estatus de demanda colectiva. Cousineau quiere una orden judicial que prohíba a Microsoft colectar datos de ubicación de sus usuarios si éstos deciden lo contrario.

Una portavoz de Microsoft se negó a comentar sobre el caso.