El mandatario de Haití, Michel Martelly, designó a Garry Conille, un médico de profesión y asesor del expresidente estadounidense Bill Clinton, como primer ministro del país, confirmaron hoy fuentes parlamentarias.

La elección de Conille se hizo "de manera oral", dijo a Efe el presidente del Senado, Rodolphe Joazile, quien aclaró, no obstante, que el nombramiento no ha sido "formalizado".

Para ser oficial, la designación debe ser informada por Martelly mediante una carta a los presidentes de las cámaras legislativas.

Conille, de 45 años, es asesor de la oficina en Haití del expresidente estadounidense Bill Clinton, quien ejerce como enviado especial de la ONU en el empobrecido país caribeño.

El eventual primer ministro ha cumplido varios cargos en el sistema de Naciones Unidas y desde junio pasado también es coordinador residente de la ONU y coordinador humanitario en Níger.

Este sería el tercer hombre nombrado por Martelly para ocupar el cargo de primer ministro desde su llegada a la Presidencia el 14 de mayo pasado.

El pasado 2 de agosto el Senado rechazó la candidatura de Bernard Gousse para primer ministro, al considerarla "inaceptable" porque durante su etapa como ministro de Justicia (2004-2006) se registraron violaciones de los derechos humanos.

Anteriormente, el 21 de junio, la Cámara de Diputados rechazó la designación, también hecha por Martelly, del empresario Daniel Rouzier, cuya candidatura no llegó a analizarse en el Senado.

Desde hace días circulan en varios sectores locales los nombres de Garry Conille y del vicerrector de la universidad estatal, Wilson Laleau, consejero de Martelly, para ocupar el cargo de primer ministro.

Ambos son mencionados particularmente por legisladores que se reunieron con el presidente haitiano.

Desde la entrada en vigor de la actual Constitución en 1987, es la primera ocasión que un presidente recién investido no logra una mayoría suficiente para asegurar la aceptación de su candidato a primer ministro.

Esto ocurrió porque, pese al triunfo de Martelly en las elecciones presidenciales, los haitianos dieron la mayoría en el Parlamento a Inité, la plataforma política liderada por el anterior mandatario, René Preval.