China aseguró hoy que espera "tener un papel protagonista en la reconstrucción de Libia", a pesar de no haber reconocido todavía oficialmente al nuevo gobierno del Consejo Nacional de Transición (CNT).

"Esperamos desempeñar un rol positivo y destacado en la reconstrucción", declaró hoy el portavoz del ministerio chino de Asuntos Exteriores, Ma Zhaoxu.

El viceministro chino de Asuntos Exteriores, Zhai Jun, asistirá hoy a la reunión de París, donde "China apoyará la restauración de la estabilidad en Libia y la transición pacífica", agregó el portavoz.

En las últimas semanas, China ha cambiado su discurso con la intención de participar en la reconstrucción del país africano, al que compra un 11 por ciento de su producción petrolera, equivalente a 1,5 millones de barriles diarios o a un 3 por ciento del consumo del país asiático, segundo mayor consumidor del mundo.

Además, Pekín tenía en Libia decenas de proyectos de energía, telecomunicaciones e infraestructuras valorados en 18.800 millones de dólares (13.000 millones de euros) en los que trabajaban 35.000 obreros chinos, evacuados al iniciarse la rebelión en febrero.

Acerca del desenlace del conflicto y ante la falta de reconocimiento oficial del nuevo gobierno por parte de China, el portavoz afirmó que se apostará "por un acercamiento mayor y una mejora en las relaciones" entre ambos países.

"China respeta la elección tomada por los libios y valora el rol desempeñado por el CNT en la resolución del conflicto. Estamos en contacto con ellos y apoyamos decididamente una mejora en la relación China-Libia para buscar el beneficio mutuo", concluyó Ma.