La Comisión Europea exigirá la formación de un nuevo gobierno en Bélgica, que sigue con un Ejecutivo en funciones por la falta de acuerdo para uno nuevo, un año y tres meses después de las últimas elecciones, y ante las reformas económicas que necesita emprender por bien propio y de la Eurozona.

Bruselas prepara un toque de atención para que el país anfitrión de las principales instituciones de la Unión Europea "formen rápidamente un gobierno en pleno ejercicio", han señalado fuentes del Ejecutivo comunitario según recoge el diario francófono Le Soir.

La intervención de la CE se justifica en "el deterioro del crecimiento económico en la zona euro, en particular en Alemania, que contraerá también a Bélgica y que exige la aplicación de reformas económicas estructurales".

La intervención de la CE llega al tiempo que el líder de los socialistas francófonos, Elio Di Rupo, sigue reuniéndose con los principales partidos del país para intentar un acuerdo para formar un nuevo gobierno que reemplace finalmente el Ejecutivo en funciones del que sigue como primer ministro, el democristiano flamenco Yves Leterme.