Al menos 18 casos de envenenamiento por mercurio en el sur de Texas podrían estar relacionados con una crema facial que se vende en México, pero no está aprobada para su uso en Estados Unidos, advirtieron el jueves funcionarios de salud pública.

El Departamento de Servicios de Salud estatal anunció el jueves que había puesto a prueba 16 muestras de productos de Crema Aguamary proporcionados por personas en Texas y todos tenían niveles elevados de mercurio; en algunos casos, cientos de miles de veces superiores a los permitidos en Estados Unidos.

Un portavoz de la agencia dijo que los casos fueron reportados por primera vez por las autoridades de salud del condado de Hidalgo. La agencia ha compartido información con la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos, pero no ha tenido contacto con el fabricante mexicano.

Dos de los casos de Texas incluyen bebés cuyas madres usaron los productos durante el embarazo.