El jefe de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (FINUL), el general español Alberto Asarta, anunció hoy que la misión adoptará una nueva estrategia, todavía por definir, tras conocerse la prórroga de su mandato hasta el 31 de agosto de 2012.

El pasado 30 de agosto el Consejo de Seguridad de la ONU amplió por un año el mandato de la FINUL en una resolución adoptada por unanimidad en la que condenó enérgicamente los atentados perpetrados contra los "cascos azules" que componen la misión.

"La resolución aprobada por el Consejo de Seguridad demuestra la satisfacción por nuestras realizaciones en el terreno como socios estratégicos de las Fuerzas Armadas Libanesas (FAL) y en cooperación con todas las partes", indicó Asarta en un comunicado.

El general español rindió homenaje al "nuevo ambiente estratégico creado por las fuerzas de la ONU en cooperación con las FAL en el sur del Líbano", y subrayó la necesidad de "intensificar" el diálogo entre ambas estructuras.

A este propósito, anunció una revisión estratégica de las misiones de la FINUL en los próximos meses, aunque no ofreció más detalles.

"Se está efectuando una evaluación después de cinco años de despliegue", afirmó.

Sin embargo, sí apuntó que "las dos agresiones terroristas contra la FINUL, el 27 de mayo y el 26 de julio, incitan a poner la seguridad de la FINUL en primer plano. El Consejo de Seguridad insta a las partes a comprometerse con la seguridad de los empleados de la ONU".

En esas fechas, se produjeron sendos atentados contra militares italianos y franceses en la región de Sidón, con tres y seis heridos, respectivamente.

La FINUL tiene como misión velar por la aplicación de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que puso fin a la guerra israelí de 2006 contra este país.