Menos personas solicitaron la semana pasada apoyo gubernamental por seguro de desempleo, indicio de que el mercado laboral podría haber mejorado levemente.

Las solicitudes semanales bajaron en 12.000 a 409.000 — con un ajuste estacional_, indicó el Departamento del Trabajo. Fue la primera contracción en tres semanas.

Una huelga en la telefónica Verizon hizo aumentar las solicitudes en las dos semanas anteriores. El paro concluyó la semana pasada y no afecta ya esas estadísticas.

Las solicitudes han descendido de 478.000 en abril, la mayor cifra en ocho meses. Empero, generalmente necesitan caer a menos de 375.000 para que pueda decirse que hay un crecimiento económico sostenido. Desde febrero no han alcanzado ese nivel.

La contracción sugiere que las empresas no han aumentado los despidos en medio de temores de que la economía vuelva a caer en una nueva recesión.

La bolsa de valores bajó de forma notable a fines de julio y principios de agosto. Un torrente de malas noticias económicas, junto con la reducción de la calidad crediticia de la deuda soberana de Estados Unidos, castigaron los mercados de valores con especial dureza. El promedio industrial del Dow Jones ha caído un 9% frente a su nivel del 21 de julio.

El gobierno dará a conocer el viernes las estadísticas sobre el mercado laboral en agosto. Aunque ese informe es importante, los economistas prestarán particular atención a las cifras para ver si las empresas frenaron las contrataciones en respuesta al descenso en la bolsa.

Estadísticas recientes sugieren que el tercer trimestre comenzó mejor. Las empresas agregaron 117.000 puestos de trabajo en julio, el doble que en los últimos dos meses. El gasto de los consumidores aumentó ese mes a su mayor ritmo en cinco meses, en parte porque los estadounidenses compraron más automóviles y gastaron más en aire acondicionado.

Y las empresas cursaron más pedidos al sector fabril, especialmente vehículos y aviones, dijo el miércoles el Departamento de Comercio.

Con todo, la contratación laboral se ha frenado desde hace unos meses y el índice de desocupados sigue en 9,1%. La economía agregó como promedio 72.000 empleos de mayo a fines de junio, frente a una media de 215.000 mensuales en los tres meses anteriores.