Las relaciones plenas entre Ecuador y Estados Unidos, que no cuentan con embajadores en sus respectivas capitales, se restablecerán antes de fin de año, aseguró el jueves el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

Ambos países se distanciaron a inicios de abril, cuando el gobierno del presidente Rafael Correa decidió expulsar a la embajadora Heather Hodges luego de que WikiLeaks divulgó un supuesto cable en el que Hodges informaba en 2009 sobre supuestos actos de corrupción en la policía ecuatoriana sobre los cuales, decía, Correa habría tenido conocimiento.

En una reunión con corresponsales, Patiño destacó que la reanudación plena de relaciones entre ambos países "será en corto plazo, cuando hablo de corto plazo... espero que así como las navidades anteriores nos encontraron con buenas noticias con Colombia, espero que estas navidades nos encontrarán con buenas noticias con Estados Unidos, estoy convencido de eso".

Agregó que "el diálogo con Estados Unidos para la normalización general de las relaciones está en muy buen camino y espero que dentro de muy poco tiempo tengamos muy buenas noticias con relación a esto. Por ahora por razones de prudencia y de diálogo que tenemos con las autoridades norteamericanas no puedo avanzar más".

Consultado si las divergencias comerciales entre Ecuador y empresas estadounidenses podrían empañar el restablecimiento pleno de las relaciones, respondió que "no complican para nada, son temas de otra naturaleza. Si en algún momento están sobre la mesa los trataremos, pero cuando hemos conversado con las autoridades norteamericanas... en ningún caso han sido parte de la discusión".

A través de la vía judicial al menos media docena de empresas estadounidenses, como Chevron y Occidental, reclaman a Ecuador presuntos incumplimientos de contratos.