Los reguladores de competencia de la Unión Europea examinan si el gobierno de Francia aportó ayuda estatal injusta a la agencia noticiosa Agence France-Presse.

El director general de AFP, Emmanuel Hoog, dijo que la agencia esperaba evitar "el escenario más sombrío", bajo el cual podría verse obligada a devolver al gobierno francés la porción de 10 años de pagos considerados ilegales.

El gobierno francés paga a la agencia 111,65 millones de euros (161,3 millones de dólares) anuales en suscripciones para sus ministerios y administraciones, que según la Comisión Europea suman el 40% de los ingresos de la agencia, según una carta enviada por la Comisión Europea a la misión francesa ante la UE y vista el miércoles por The Associated Press.

Según la comisión y de acuerdo con una evaluación preliminar, "las suscripciones anuales del gobierno podrían constituir una ayuda estatal".

Agregó que la comisión "en este momento considera que la posible ayuda a la AFP tendría el potencial de distorsionar la competencia y afectar los intercambios entre los estados miembros".

La carta, que solicita más información al gobierno francés, fue enviada tras una queja de la agencia noticiosa oficial alemana DAPD.

AFP, con sede en París, es una competidora global de The Associated Press, Reuters y otras agencias noticiosas. En algunas partes de Europa compite con DAPD, creada en 2009 cuando la agencia DDP adquirió el antiguo servicio en alemán de la AP.

La vocera del departamento de competencia Amelia Torres insistió en que la investigación se encuentra en su fase preliminar.

Una decisión desfavorable asentaría un rudo golpe a la AFP, la tercera agencia noticiosa del mundo por ingresos. Cuenta con una plantilla de 2.900 empleados y tiene oficinas en 165 países.

___

El periodista de The Associated Press Greg Keller en París contribuyó a este despacho.