Un turista jordano fue sorprendido y detenido cuando cincelaba su nombre con el canto de una moneda en una de las paredes del histórico complejo arquitectónico de la Alhambra, una joya del arte moruno, dijo un funcionario del palacio.

Según el funcionario, el incidente ocurrió el 13 de agosto y el jordano detenido pasó la noche en prisión antes de comparecer ante un juez, que ordenó su libertad hasta que sea juzgado.

El jordano es acusado de dañar un edificio del patrimonio nacional de España y de gran significado histórico.

El funcionario dijo que la sección del muro cincelado será restaurada.

El miembro del consejo de administración de la Alhambra habló a condición de guardar el anonimato.

La Alhambra, en la ciudad meridional de Granada, fue declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad y es una de las atracciones turísticas más visitadas de España.