El subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Mathew M. Rooney, manifestó el miércoles en esta capital su confianza en que el gobierno del presidente Ollanta Humala concretará su meta de generar una "prosperidad inclusiva" en Perú.

Al frente de una delegación de su país, Rooney realizó una visita en Lima para compartir con autoridades peruanas la experiencia en programas de políticas públicas que han sido aplicadas en Estados Unidos a lo largo de los años.

Rooney destacó que Estados Unidos no era "un país rico hace 200 años", sino que empezó como una colonia agrícola con una fuerte actividad minera.

"Por lo tanto, el hecho de que hemos desarrollado nuestra economía tiene mucho que ver con las políticas de apoyo a algunos sectores, y que estamos ahora discutiendo con nuestros amigos peruanos para permitirles conocer las experiencias que hemos obtenido", expresó Rooney en declaraciones que recogió la agencia oficial Andina.

El funcionario estadounidense afirmó que Perú tiene las condiciones para construir una prosperidad que alcance a todos los sectores de la sociedad, y que muestra de ello es la mejora en su calificación crediticia.

En la víspera la agencia calificadora de riesgos Standard & Poors informó que subió la calificación soberana de largo plazo en moneda extranjera de Perú de BBB- a BBB.

Rooney comentó que ello demuestra "la confianza de varios años" que ganado Perú por su manejo de la política económica y por la estabilidad financiera de Perú.

"(Eso) le da al gobierno peruano una base importante para seguir construyendo la prosperidad inclusiva que todos queremos", comentó.

Rooney sostuvo una reunión en la sede del Ministerio de la Producción con el ministro del sector Kurt Burneo, la ministra de Educación, Patricia Salas; el ministro de Salud, Alberto Tejada, y la embajadora de Estados Unidos en Perú, Rose Likins, entre otros.

En la reunión también se trataron los temas de una educación de calidad, acceso a la educación superior para jóvenes de bajos recursos, desarrollo de la micro y pequeña empresa, y una mayor inclusión de los pueblos indígenas.

Humala, que asumió la presidencia el 28 de julio, ha prometido trabajar para que los beneficios del crecimiento económico que experimenta Perú en la última década lleguen a todos los peruanos, y ha dicho que lo hará sin arriesgar la estabilidad macroeconómica y la disciplina fiscal.