Tres gigantes japoneses de la electrónica han unido fuerzas para tornarse más competitivos en la producción de pantallas medianas y pequeñas, un sector que anticipan crecerá mucho debido a la popularidad de los teléfonos y las tabletas digitales.

Las subsidiarias de pantallas de cristal líquido de Sony Corp., Toshiba Corp. y Hitachi Ltd. accedieron a firmar un acuerdo durante este año y completar la combinación para los primeros meses del año próximo, dijeron las empresas el miércoles.

La prensa nipona reporta que la fuerza combinada de las tres compañías las convertirá en el número uno del mundo en pantallas pequeñas y medianas.

Las firmas electrónicas japonesas han tenido dificultades para competir con Apple Inc. y sus exitosos iPod e iPad, como también con los productos de fabricantes surcoreanos como Samsung Electronics Co.

La nueva medida demuestra que los japoneses están decididos a competir, pero concluyeron que no pueden hacerlo solos.

Las compañías opinaron que todavía tienen una ventaja en la innovación tecnológica en las pantallas, pero que deben actuar rápidamente debido a que los rivales también están invirtiendo en ese rubro.

Las acciones de las subsidiarias serán transferidas a una nueva compañía llamada Japan Display, que investigará nuevos tipos de pantallas para hacerlas más chatas y con mayor resolución, dijeron.

"Al integrar la experiencia y tecnología de cada firma, confío en que la nueva compañía será una fuerza de avanzada en la innovación tecnológica", afirmó el presidente y director general de Sony, Howard Stringer.