El presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtió hoy de la posibilidad de que la ambición nuclear y militar de Irán pueda conducir a un "ataque preventivo" contra enclaves en ese país, lo que podría desencadenar a su juicio "una crisis mayor".

"Sus ambiciones militares, nucleares y balísticas constituyen una amenaza creciente. Pueden llevar a un ataque preventivo contra enclaves iraníes, que provocarían una crisis mayor", dijo en la apertura de la conferencia anual de embajadores franceses, que se celebra esta semana en Francia.

"Irán rechaza negociar con seriedad y se ha entregado a nuevas provocaciones. Ante este desafío, la comunidad internacional puede aportar una respuesta creíble si da muestras de unidad, firmeza e impone sanciones todavía más duras", añadió el jefe de Estado.

Esa república islámica mantiene un enconado pulso con gran parte de las grandes potencias, que le acusan de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y ambición bélica cuyo objetivo sería la adquisición de un arsenal atómico, alegación que Teherán refuta.

"Nos equivocaríamos en caso de subestimar los efectos: son cada vez más perceptibles", añadió en referencia a ese país, sin precisar qué países estarían dispuestos a participar en esa hipotética operación.