El seleccionador argentino de fútbol, Alejandro Sabella, dijo hoy que el partido amistoso del viernes contra Venezuela es "el comienzo de un largo viaje" que espera que concluya con la clasificación para el Mundial.

En una rueda de prensa en la ciudad india de Calcuta, donde se celebrará el encuentro, Sabella mantuvo que es importante obtener un buen resultado para ir adquiriendo confianza, según la agencia local IANS.

El técnico de la albiceleste manifestó su voluntad de "trabajar duro" y estar "detrás de cada jugador" para intentar conseguir el objetivo de que Argentina vuelva a proclamarse campeona del mundo.

Sabella se mostró satisfecho por la oportunidad de disputar un amistoso en la India, un país que todavía no conocía.

El partido, que se jugará en el estadio de Salt Lake, el segundo más grande del planeta con un aforo de 126.000 espectadores, marca el comienzo de una nueva etapa para la albiceleste con el debut de Sabella como entrenador y de Leo Messi como capitán del equipo.

Después del encuentro contra la "vinotinto", Argentina se medirá el día 6 septiembre en Dacca (Bangladesh) a la selección de Nigeria antes de disputar el "Superclásico de las Américas" contra Brasil los días 14 y 28 de ese mismo mes.

Estas pruebas tienen el propósito de comenzar a sentar la base del renovado plantel de Argentina, que llega con la intención de superar el fiasco de los tres últimos ciclos: la dimisión de Alfio Basile, el corto período de Maradona y la destitución de Batista.