Pere Riba fue el único jugador español derrotado en la segunda jornada del Abierto de Estados Unidos, tras caer ante el argentino Carlos Berloq por 7-5, 6-0 y 6-1, en algo menos de dos horas.

En su segunda aparición en el último Grand Slam de la temporada, el jugador barcelonés no pudo superar la primera ronda del pasado año a pesar de que comenzó bien el partido, tomando la iniciativa en el marcador, pero cuando tenía todo a favor para apuntarse el primer set desperdició su ventaja y perdió la manga.

La pérdida de la primera manga afectó anímicamente a Riba, que se vino abajo y desapareció de la pista, ya que tan solo fue capaz de sumar un juego en las dos siguientes.

Berloq se enfrentará en segunda ronda al primer cabeza de serie del torneo, el serbio Novak Djokovic.