La policía especial de la Unión Europea inició una operación en la región norte de Kosovo, controlada por Serbia debido a una reciente ola de violencia que dejó un policía local muerto, informó el miércoles un vocero de la fuerza policial de 3.000 elementos.

Nicholas Hawton indicó que la operación está "relacionada con una investigación criminal" en torno al asesinato del policía de Kosovo, Enver Zymberi ocurrido en julio.

"La operación está en marcha", dijo Hawton, quien agregó que "está encaminada a reforzar el imperio de la ley".

El funcionario indicó que fuerzas de paz de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) fueron desplegados para respaldar a la policía de la Unión Europea destacada en esa tensa zona controlada por una minoría serbia que se niega a cooperar con las fuerzas internacionales y rechaza la autoridad del gobierno de Pristina.

El movimiento ocurre un día después de que el comandante militar de más alto nivel de la OTAN en Kosovo, el general Erhard Buehler, advirtió de que hay tensiones renovadas en la región pues se está a la espera de que se cumplan algunos arrestos que están pendientes de serbios que viven en la localidad y que habrían tenido participación en la violencia reciente.

En una entrevista realizada el martes con The Associated Press, Buehler dijo que esperaba "una fuerte reacción" de los extremistas serbios en momentos en que funcionarios internacionales buscan llevar a algunos sospechosos ante la justicia.

"Con fuertes reacciones me refiero a cuestiones como manifestaciones, bloqueo de caminos, obstaculizar la libertad de movimiento de los soldados, la retórica y otras estrategias", dijo Buehler.

El policía kosovar Zymberi perdió la vida durante enfrentamientos que estallaron luego que el gobierno intentó instalar puestos aduanales en julio a lo largo de su frontera con Serbia, que no reconoce la independencia de Kosovo.