El gobierno del presidente Fernando Lugo presentó ante el Congreso el proyecto de ley de presupuesto de gastos para 2012 estimado en 11.000 millones de dólares, de los cuales 57% de los recursos serán destinados a la reducción de la pobreza en áreas rurales.

"El proyecto de gastos tiene un moderado incremento con relación al vigente en este año", dijo en conferencia de prensa Dionisio Borda, ministro de Economía, en alusión a los 10.000 millones de dólares establecidos como egresos para 2011.

El documento fue entregado a Jorge Oviedo, presidente del Senado, cuyos 45 miembros tendrán que aprobarlo en acuerdo con la Cámara de Diputados antes del 20 de diciembre.

Borda explicó que "el 57% de los gastos será destinado al área social porque el gobierno apunta a disminuir la pobreza rural y las desigualdades sociales, priorizando el mejoramiento de los servicios de salud y educación".

Paraguay, con una población de 6,8 millones de habitantes, tiene una tasa de pobreza del 38%. Dentro de esa franja hay 20% de las personas en la miseria.

Borda anticipó que los 240 millones de dólares que el Tesoro brasileño enviará a Paraguay a fines de 2011 por la cesión de su energía excedente proveniente de la usina hidroeléctrica Itaipú "irá a una cuenta especial a la espera de que el Congreso resuelva un pedido nuestro para destinarlos al desarrollo social".

"Si ese dinero no lo cuidamos, podría ingresar a gastos corrientes", advirtió.