MIAMI, EE.UU.- El ex campeón mundial de boxeo Oscar de la Hoya rompió el silencio sobre su adicción al alcohol y otras sustancias ilegales, que recientemente lo obligó a internarse en una clínica de rehabilitación.

El ex pugilista tambien admitió que en su vida personal falló como padre y como esposo de la ex cantante puertorriqueña Millie Corretjer, con la que tiene dos hijos.

El llamado "Golden Boy" (Chico de Oro) tambien reveló la verdad sobre las controversiales fotos que salieron a relucir hace unos años, en las que vestía ropa interior de mujer.

De la Hoya dijo estar decidido a dejar todo eso atrás y subsanar el daño que le hizo a sus seres más queridos, y reconoció estar enfrentando la gran pelea de su vida.

El ex boxeador se hizo conocido como amateur poco despues de graduarse de la secundaria, cuando ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Barcelona 92.

Despues de dejar el plano amateur con 223 victorias, 63 por nocaut, y cinco derrotas, ingresó al profesionalismo, venció a 17 campeones mundiales y ganó diez títulos internacionales.

En la actualidad tiene dos hijos con su esposa, Millie Corretjer, y otros tres que son producto de relaciones previas. En 2002 fundó Golden Boy Promotions.