Como flamante campeona mundial del salto con pértiga, Fabiana Murer disfrutó el miércoles recorriendo las calles de esta ciudad industrial en el centro de Corea del Sur.

Acompañada por las cámaras de la televisión brasileña, Murer fue reconocida por curiosos y no puso peros para sacarse fotos con sus nuevos fanáticos.

Cuando regrese a Brasil, va a estar más asediada tras convertirse en la primera atleta de su país — hombre o mujer — que conquista un título mundial.

De 30 años y nacida en la ciudad de Campinas en el estado de Sao Paulo, Murer representa un relevo dentro de la pértiga, ahora que su estrella Yelena Isinbayeva lleva dos años mediocres en la alta competencia.

Hay que conocerla un poco más. Se debe saber que aprendió lecciones de Isinbayeva cuando entrenaban juntas en Italia, que antes de incursionar en el atletismo era una gimnasta y que su ambición es saltar sobre los cinco metros para poder aspirar a la medalla olímpico de oro en Londres dentro de un año.

Murer, quien se consagró con una marca de 4,85 metros, planea cerrar la temporada con un par de justas en Zurich y Bruselas, para luego ir en octubre a los Juegos Panamericanos en Guadalajara, donde intentará revalidar su título.

Ganada la medalla oro en el Mundial, Murer hizo un pausa para hablar de Isinbayeva, esencialmente refiriéndose a la "zarina" como una maestra. Vitaly Petrov, el gurú de la rusa, empezó a asesorar a la brasileña en 2001, cuando apenas daba sus primeros pasos.

"Cuando la conocí, tenía la imagen que era fría. Lo que pasa es que ella es una guerrera para la competencia. Tiene una personalidad fuerte, pero cuando empecé a hablar con ella me di cuenta de que era alguien normal y con sentimientos", dijo Murer. "Al verla de cerca me ayudó a depurar mi técnica".

Isinbayeba ha saltado sobre los cinco metros y es la dueña del récord mundial. Murer quiere superar ese listón.

"Mi sueño son los cinco metros. No es imposible", dijo la brasileña, que en la final del martes trató en vano de saltar sobre los 4,90. "Creo que es un objetivo alcanzable y la meta es hacerlo el año próximo. Tengo que seguir entrenando para conseguir esa medalla".

También recalcó sobre el impacto que puede tener su victoria para promover el atletismo en Brasil, aprovechando además efervescencia que se espera se dará cuando Río de Janeiro albergue los Juegos Olímpicos en 2016.

"Yo empecé como gimnasta. Nadie sabía de la pértiga en Brasil hasta hace unos años. Ahora se está volviendo popular y me gusta que muchas chicas se hayan volcado a la práctica de la pértiga", dijo.

___

Eric Núñez está en Twitter en http://twitter.com/EricNunezAP

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes