El francés David Moncoutie ganó un cierre de montaña para llevarse el miércoles la 11ra etapa de la Vuelta a España, al tiempo que el británico Bradley Wiggins marcó su recuperación plena de una lesión al apoderarse del liderato general.

Moncoutie se despegó del resto de los competidores a 13 kilómetros de la meta en Manzaneda y terminó con una ventaja de 1 minuto y 18 segundos sobre Benat Intxausti y Luis León Sánchez. El ciclista del equipo Cofidis registró 4 horas, 38 minutos en el tramo de 167 kilómetros.

Wiggins cerró 3.08 minutos detrás de Moncoutie, en 13er puesto. El británico, que sufrió la fractura de una vértebra en el Tour de Francia este año, le arrebató la camiseta roja de líder a su compatriota compañero del equipo Sky, Christopher Froome, que anda ahora siete segundos detrás, en segundo puesto.