Manifestantes que demandan mayores protecciones al medio ambiente para uno de los mayores lagos de agua salada se enfrentaron el miércoles contra las fuerzas de seguridad en el oeste de Irán.

Fotografías y video obtenidos por The Associated Press muestran a policías en motocicletas que avanzaron contra decenas de manifestantes en Oroumieh el 27 de agosto. Los activistas lanzaron piedras a la policía, quienes respondieron con disparos.

No estaba claro si los oficiales utilizaron balas verdaderas.

Llevó varios días confirmar el suceso porque los residentes estaban temerosos de hablar sobre él.

Oroumieh se encuentra a las orillas de un lago que lleva el mismo nombre y que está a unos 600 kilómetros (370 millas) al noroeste de la capital Teherán.

Los ambientalistas y activistas han incrementado las alarmas durante años de que el lago está amenazado por la sequía y las agresivas políticas agrícolas.