El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que la reforma de la justicia ecuatoriana tendrá un presupuesto de 600 millones de dólares hasta el 2015.

"Esperemos que en el 2015 esté terminada (la reforma de la justicia), pero nos va a costar 600 millones de dólares según las primeras estimaciones", señaló hoy Correa en una rueda de prensa.

La reforma de la justicia es uno de los diez temas que el Gobierno preguntó en una consulta popular el 7 de mayo de 2011 y en la que los ciudadanos respaldaron todas las cuestiones del Ejecutivo.

Correa explicó que para empezar está planeado que se inviertan para esta iniciativa 400 millones hasta 2013.

"Nosotros teníamos presupuestados sólo para este año cerca 200 millones", dijo Correa, que reconoció que la necesidad de detener la actividad de la refinería de Esmeraldas, la más grande del país, durante seis u ocho meses el próximo año afectará la disponibilidad de recursos para la reforma.

La exportación de petróleo genera el 25 % del presupuesto del Estado, por lo que un parón en esta refinería, debido a un cambio de un reactor, hará que el Gobierno tenga "un poco más de estrechez presupuestaria".

Sin embargo, el presidente, manifestó que la reforma de la justicia es "prioritaria" y se tendrá que "sacar el dinero de donde se pueda".

"Esto es una prioridad, no va haber futuro si no mejoramos la justicia, no va haber seguridad ciudadana, no va haber inversión, porque no va haber seguridad jurídica, el estado pierde centenas de millones de dólares", resaltó el mandatario.

Asimismo, subrayó que las demoras en los juicios y las sentencias, también tiene un elevado coste.

Para realizar esta reforma, se suspendió la Judicatura y fue sustituida por un Consejo de Transición, que tiene un período de un año y medio para reformar todo el sistema judicial del país.

Sobre la reunión que sostuvo ayer con los tres miembros del consejo, Fernando Yávar, Tania Arias y Paulo Rodríguez, el gobernante manifestó que el nuevo organismo está "bastante bien en cronograma" y "se están dando pasos importantísimos".

"Esperemos que en tres o cuatro meses veremos importantes resultados", manifestó el mandatario.