El Inter contrató al delantero argentino Mauro Zárate y parecía tener en la mira a su compatriota Rodrigo Palacio el miércoles, el último día del mercado de transferencias del fútbol europeo.

Inter pagó a Lazio 2,7 millones de euros (3,9 millones de dólares) por Zárate en préstamo, y acordó pagar otros 15 millones de euros si se queda con su ficha, según la prensa italiana.

El club nerazzurro ya cerró la transferencia del ariete uruguayo Diego Forlán, procedente del Atlético de Madrid, pero estaba interesado en reforzar aún más su ataque tras la salida de Samuel Eto'o al club ruso Anzhi Makhachkala.

Zárate anotó 33 goles para Lazio en las últimas tres campañas, pero recientemente había caído en desgracia con el técnico Edy Reja, que prefirió a las nuevas contrataciones Miroslav Klose y Djibril Cisse en el triunfo sobre el equipo macedonio Rabotnicki en un playoff de la Liga Europa.

Además, Roma le ganó la pugna a Palermo y firmó al volante argentino Fernando Gago, quien no era tenido en cuenta por el técnico del Real Madrid, José Mourinho; mientras que Napoli estaba a punto de fichar al zaguero argentino Ignacio Fideleff de Newell's Old Boys por unos 2,2 millones de euros (3,17 millones de dólares).

La Juventus fue uno de los clubes que más se reforzó para la próxima temporada, cuyo inicio el fin de semana pasado fue aplazado por una huelga de futbolistas.

El club de Turín adquirió el miércoles al extremo holandés Eljero Elia del Hamburgo por nueve millones de euros (13 millones de dólares).

La Juve indicó que el precio de Elia podría ascender a 10 millones de euros (14,4 millones de dólares) dependiendo de algunas bonificaciones. El futbolista de 24 años firmó un contrato por cuatro temporadas.

La Vecchia Signora se reforzó con la contratación del delantero Mirko Vucinic, los volantes Andrea Pirlo, Emanuele Giaccherini y el volante chileno Arturo Vidal, y los zagueros Reto Ziegler y Stepahn Lichtsteiner.

Además, estaría en negociaciones para adquirir a préstamo al zaguero Salvatore Bocchetti del Rubin de Kazán.

El club busca recuperar sus días de gloria, tras culminar la temporada pasada séptimo y no clasificarse a ningún torneo europeo.

El volante Michael Bradley se convirtió en el único estadounidense en la Serie A tras firmar con el Chievo Verona.

Las negociaciones entre la liga y los jugadores para poner fin a la huelga fueron pospuestas hasta después del cierre del mercado.