Unos cuarenta alumnos ocuparon hoy durante unas dos horas las oficinas del ministro de Educación, Felipe Bulnes, y exigieron la renuncia del titular del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y del general director de Carabineros, Eduardo Gordon, por la muerte de un joven el pasado viernes.

Según confirmaron a Efe fuentes del Ministerio de Educación, los estudiantes quebraron dos vidrios y rompieron la puerta de entrada del gabinete de Bulnes, que en esos momentos se encontraba en la sede del Congreso, en la ciudad costera de Valparaíso.

El ministerio se encuentra en el centro de Santiago, a solo una manzana del Palacio de la Moneda, sede del Gobierno.

Los jóvenes dijeron constituir la "Asamblea Popular Secretaría de Educación Rebelde", que, según indican, está integrada por alumnos de quince colegios de la capital, y aseguran que no se sienten representados por los estudiantes que se reunirán este sábado con el presidente Sebastián Piñera.

Al encuentro del próximo sábado, el primero en el que participará el propio Piñera, asistirán dirigentes de los estudiantes secundarios y universitarios.

Los jóvenes que protagonizaron hoy esta toma se mostraron contrarios a negociar con el Gobierno hasta que el ministro del Interior y el general director de Carabineros renuncien a sus cargos por la muerte de un joven de 16 años que recibió un disparo de un policía.

Tras dos horas en el ministerio, los estudiantes abandonaron las dependencias de forma pacífica y sin que se produjeran detenciones.

Otro grupo de jóvenes se encadenó hoy durante algunos minutos a las puertas del Congreso, mientras el ministro Bulnes asistía a la discusión de un proyecto, presentado por la oposición, que busca eliminar las aportaciones estatales que reciben las entidades con fines de lucro dedicadas a la educación, como los colegios particulares subvencionados.

La Comisión de Educación del Senado aprobó hoy en general ese proyecto, con cuatro votos a favor, todos de la oposición, y uno en contra, el de una senadora oficialista, con lo que la iniciativa podrá ser discutida y votada por la sala de la Cámara alta.

El fin al lucro es una de las principales exigencias de los estudiantes, movilizados desde mediados de mayo en demanda de una reforma al sistema educativo, que obliga a los jóvenes a endeudarse durante años para financiar sus estudios.

Durante el debate, Bulnes opinó que esta iniciativa puede tener efectos negativos.

A su juicio, el proyecto "implica poner en riesgo o generar una incertidumbre importante sobre más de 1.200.000 alumnos que hoy están en colegios particulares subvencionados constituidos como sociedades comerciales".

"Pone también un manto de incertidumbre sobre los 4.500 colegios en que están educándose estos alumnos", añadió el ministro.

Los estudiantes advirtieron de que la postura defendida hoy por el Gobierno no allana el terreno para la reunión de este sábado.

"Quedamos algo desilusionados y al mismo tiempo opiniones como las del Gobierno hoy complejizan lo que va a ser la situación y la reunión que vamos a tener el día sábado con el presidente", señaló Camilo Ballesteros, representante de los universitarios.

También hoy la Cámara de Diputados rechazó la acusación constitucional presentada por parlamentarios de oposición contra el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, por haber prohibido una manifestación estudiantil el pasado 4 de agosto.

Pese a ello, los diputados opositores no descartaron presentar una nueva acusación constitucional contra Hinzpeter, esta vez por su supuesta responsabilidad política en la muerte del joven Manuel Gutiérrez.

Carabineros ha llamado a retiro a cinco oficiales de la institución, tras la investigación por la muerte del joven Manuel Gutiérrez, que se produjo en el marco del paro nacional de dos días que se llevó a cabo la pasada semana.