Más de la mitad de los franceses comprenden el apoyo que la multimillonaria periodista francesa Anne Sinclair prestó a su marido y exresponsable del FMI, Dominique Strauss-Kahn (DSK), durante el escándalo que se inició cuando una empleada de un hotel de Nueva York le acusó de agresión sexual.

Según un sondeo elaborado por Harris Interactive y publicado hoy por la revista "VSD", el 54 % de los franceses comprenden la actitud adoptada por Sinclair, que ha aparecido en varias ocasiones al lado de su marido desde que el pasado mes de mayo se desató el caso, cuyo proceso penal ha sido finalmente desestimado por la justicia estadounidense.

Por el contrario, el 22 % de los encuestados dicen que comprenden "bastante mal" y "muy mal" (18 %), la conducta de la esposa de Strauss-Kahn.

Anne Sinclair, periodista estrella de la televisión francesa en la década de los años ochenta y heredera del exitoso marchante de arte Paul Rosenberg, tiene una imagen "buena" o "muy buena" ante el 58 % de sus conciudadanos, mientras que ésta es "mala" o "muy mala" para el 33 % de los franceses.

A la hora de describir con un adjetivo a Sinclair en el contexto del escándalo que arrancó cuando una guineana de 32 años, limpiadora del hotel Sofitel de Nueva York, acusó a DSK de haber intentado violarla, el 75 % de los encuestados creen que "fuerte" es el calificativo que mejor la define.

Un 72 % cree también que es "valiente" y un 70 % "digna".

Este mes de agosto, la justicia estadounidense terminó por desestimar el caso ante la falta de credibilidad de la demandante, mientras que la defensa de DSK se basó en que el encuentro sexual evocado se produjo de manera consentida.

Días después de aquel 14 de mayo en que se produjo la detención del entonces director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), su esposa se despidió temporalmente de los lectores de su blog "Deux ou trois choses vues d'Amérique".

"Han sido muy, muy, muy numerosos los mensajes recibidos. No puedo responder a cada uno, pero sepan que me han enternecido y ayudado", escribió la cónyuge del entonces favorito en las encuestas para ganar las elecciones presidenciales francesas de 2012.

"Comprenderán que las circunstancias imponen suspender temporalmente este blog. Les digo simplemente: hasta pronto", concluyó Sinclair en su breve mensaje.

El blog que suspendió temporalmente Sinclair es el mismo en el que, el 20 de octubre de 2008, explicó que ella y Strauss-Kahn, con el que contrajo matrimonio dos décadas antes seguían amándose "como el primer día".

Así cerró entonces otro escándalo que se desató al divulgarse que Strauss-Khan había mantenido una relación extraconyugal con una alta funcionaria del departamento de África del FMI, Piroska Nagy, de origen húngaro.

"Esta aventura de una noche forma parte del pasado; hemos pasado página", comentó entonces Sinclair.