El Gobierno de Colombia contribuirá con unos 100.000 dólares a la iniciativa Yasuní-ITT, un ambicioso proyecto ambientalista de Ecuador que busca dejar sin explotar un importante yacimiento petrolífero en la Amazonía, informó hoy la cancillería ecuatoriana.

Según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador, la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, informó el martes sobre la contribución de su país, que se suma a la que ya han anunciado Chile y Perú.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, agradeció el gesto de su colega colombiana y dijo que ello, además, "resalta los vínculos de amistad y cooperación entre los pueblos ecuatoriano y colombiano", de acuerdo con el comunicado oficial.

La nota de la cancillería añade que tras el anuncio de Colombia se iniciará el proceso oficial para la firma del convenio de aportación con el Gobierno ecuatoriano y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), entidad encargada de administrar un fideicomiso internacional creado para llevar adelante el proyecto ecuatoriano.

La iniciativa reclama a la comunidad internacional una compensación de, al menos, la mitad (3.600 millones de dólares en doce años) de los ingresos que obtendría Ecuador por la explotación de los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (con reservas por más de 800 millones de barriles de crudo) ubicados en el Parque Yasuní.

El proyecto evitaría la emisión a la atmósfera de unos 400 millones de toneladas de dióxido de carbono y el peligro de contaminación en esa zona, considerada entre las zonas de mayor concentración de biodiversidad del planeta.