El rey de los jonrones, el ex toletero de los Gigantes de San Francisco, Barry Bonds, fue citado a la corte federal para el 16 de diciembre, cuando se le dictará sentencia por el cargo grave de obstrucción de la justicia del que fue hallado culpable.

Los cargos por los que se le acusa conllevan una sentencia de hasta 10 años de prisión, pero la media federal recomienda entre 15 y 21 meses de cárcel.

En abril pasado, el jurado encontró culpable a Bonds de responder con evasivas cuando se le preguntó si se le habían inyectado drogas.

Pero ese mismo jurado no llegó a un veredicto en los otros cargos de perjurio, según los cuales Bonds había mentido a un jurado de instrucción al negar que consumió hormona del crecimiento humano y esteroides, con conocimiento de causa, además de recibir inyecciones de otra persona que no fuera su médico.