La simple discusión de la posibilidad de dar más estímulos a la economía por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos fue suficiente para impulsar las acciones.

El promedio industrial Dow Jones industrial ganó 20,70 puntos, o 0,2%, para cerrar el martes en 11.559,95 puntos. El Dow se había mantenido hasta 109 puntos abajo hasta cinco minutos después de que saliera a la luz el reporte de la confianza del consumidor a las 10 de la mañana. Estuvo subiendo y bajando todo el día y subió más en la última hora de transacciones. El Dow ha subido tres días seguidos, y seis de los últimos siete.

El índice Standard & Poor's 500 subió 2,84 puntos, o 0,2%, a 1.212,92 puntos. El índice compuesto Nasdaq ganó 14 enteros, un 0,6%, para cerrar en 2.576,11 puntos.

Minutas de la más reciente reunión sobre políticas de la Fed (el 9 de agosto), mostraron que los funcionarios del banco central conversaron sobre diversas opciones para impulsar la economía, incluyendo la compra de más bonos del Tesoro. Al final, se decidió mantener los tipos de interés bajos al menos hasta mediados de 2013.

Las noticias de que se consideraban acciones más agresivas le dio a los inversionistas una razón para comprar acciones. "Quieren ver estímulo y esperan que las acciones suban", dijo Joseph Saluzzi, codirector de correduría en Themis Trading.

La Reserva Federal ha comprado bonos del Tesoro dos veces anteriormente como una manera de mantener bajas las tasas de interés a largo plazo. El primer programa de compra de bonos de la Fed fue en 2008, en la cresta de la crisis financiera. La segunda ocasión, anunciada el pasado agosto, ayudó a que el Dow subiera 28% hasta el 29 de abril.

Más bajas tasas de interés en los bonos ofrecen a los inversionistas un incentivo para mover dinero fuera de los bonos hacia acciones y otros activos.

Las acciones oscilaron ampliamente en agosto. El 10 de agosto, el Dow estaba 7,4% abajo respecto al nivel con que comenzó el año, aunque ahora apenas está 0,2% por debajo.

Los precios de los bonos también han estado volátiles. El rendimiento en los bonos del Tesoro a 10 años cayó a un récord mínimo de 2% el 18 de agosto debido a un pobre reporte de la manufactura en el noreste del país hecho por la Reserva Federal de Filadelfia. El martes, el rendimiento cayó a 2,18%, por debajo del 2,27% del lunes por la noche.

El volumen de transacciones fue más bajo que lo usual. Alrededor de 3.970 millones de acciones en la Bolsa de Nueva York, casi un tercio por debajo de las transacciones del 8 de agosto, cuando cayeron las acciones por un masivo volumen de transacciones después de que la calificación crediticia de Estados Unidos fue degradada.

El bajo volumen es preocupante debido a que sugiere que relativamente pocos inversionistas están controlando las ganancias y pérdidas del mercado bursátil. Eso crea el riesgo de mayores cambios en los precios, dijo Stephen Carl, director de corretaje de capital en The Williams Capital Group. La escasez de volumen también indica que algunos inversionistas no creen que valga la pena comprar acciones en este momento.

En Europa, luego de haber subido por la mañana, el índice alemán DAX cerró un 0,5% por abajo, en 5.643,92 puntos, mientras que CAC-40 francés ganó 0,2% para cerrar en 3.159,74 puntos. El británico FTSE 100 subió 2,7% a 5.268,66 puntos.

En Asia, los mercados estuvieron sólidos y el índice japonés Nikkei 225 ganó 1,2% a 8.953,90 puntos, mientras los inversionistas aprovecharon el reporte positivo del consumo en Estados Unidos.

El Hang Seng de Hong Kong subió 1,7% a 20.204,17 puntos y el surcoreano Kospi ganó 0,8% para cerrar en 1.843,82 puntos. El australiano S&P/ASX 200 subió 0,1% a 4.269,20 puntos.

Los índices de China continental perdieron terreno. El índice compuesto de Shanghai cayó 0,4% a 2.566,60 puntos. El índice compuesto de Shenzhen bajó 1% a 1.148,29 puntos.