CARACAS (AP) — El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de Venezuela comenzará el jueves un nuevo censo de población, que se extenderá por tres meses, y cuyos primeros resultados se conocerán en enero de 2012.

"Estamos seguros que la población en general va a responder en forma positiva a este censo", dijo el martes en conferencia de prensa el presidente del INE, Elías Eljuri.

Afirmó que el cuestionario de 68 preguntas se adapta a estándares mundiales.

"Hemos seguido realmente todo lo que son las líneas internacionales", comentó.

En el censo trabajarán 18.000 empadronadores y 2.000 supervisores para los 7,5 millones de viviendas y 29 millones de habitantes que tiene el país, según proyecciones de la consulta de 2001.

El cuestionario interroga las características de las viviendas, incluyendo materiales de construcción y acceso a servicios públicos, la composición del hogar y las características individuales de las personas.

Además, la composición racial del país será por primera vez una de las áreas de estudio con la pregunta: "¿según sus rasgos físicos, ascendencia familiar, cultura y tradiciones, se considera: negro, afrodescendiente, moreno, blanco u otro?".

"Se está preguntando en todos los países", explicó al respecto Eljuri.

El cuestionario estará cargado en dispositivos móviles de captura comprados a Corea del Sur.

"Cada uno de los temas responden a objetivos claros y a objetivos comparables entre los países de Latinoamérica y a nuestra trayectoria censal", señaló el coordinador general del censo 2011, Luis Gerónimo Reyes.

El INE asegura que el proceso costará 529 millones de bolívares (123 millones de dólares).