El presidente chileno, Sebastián Piñera, tiene una gran responsabilidad para resolver adecuadamente el conflicto estudiantil que lleva tres meses movilizado en demanda de una educación pública, gratuita y de calidad, afirmó hoy el exmandatario Ricardo Lagos (2000-2006).

"El liderazgo es del presidente de la República, por lo tanto, creo que el presidente Piñera tiene una gran responsabilidad, una responsabilidad importante y esperamos que la pueda asumir adecuadamente", subrayó Lagos en una exposición realizada en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El Gobierno chileno confirmó este lunes que Piñera se reunirá con los dirigentes de los estudiantes universitarios para dialogar y buscar soluciones al conflicto que dura ya tres meses, pero admitió que el esperado encuentro no tiene aún fecha ni hora.

El propio mandatario, al asistir a un encuentro empresarial, afirmó que "es el momento de dialogar" y agradeció a los jóvenes "por haber puesto sobre la mesa" temas claves para mejorar la educación y reiteró su llamado a dejar atrás la intransigencia.

El expresidente Lagos descartó que sea un error que Piñera asuma este conflicto y no sus ministros y se manifestó confiado "de que se acerquen las posiciones".

"Eso le corresponde a cada Gobierno decidir quién se hace cargo de cada tema. No obstante, ahora en último término el responsable es el presidente de la República", sentenció.

Lagos persistió en la necesidad de que junto al tema educacional, se aborden otras materias, como la reforma electoral, específicamente, el sistema de representación binominal.

El exmandatario sostuvo que hoy no cabe sentarse a analizar esa representación, sino asumir que no da para más, en alusión al sistema electoral, incluido en la Constitución redactada por la dictadura militar.

El sistema binominal supone la elección de dos representantes por cada distrito o circunscripción y obliga que para que una lista obtenga ambos debe tener el 66,1 por ciento de los votos.

Lagos enfatizó en su discurso: "nos sentaremos cuando ya estemos de acuerdo en que hay que cambiar el binominal. "No me voy a sentar para volver a discutir ", sentenció.