Al menos siete personas han muerto en las primeras horas de hoy, martes, por la represión de las protestas contra el régimen convocadas con motivo de la festividad de Eid el Fitr, que marca el final del mes de ayuno del ramadán.

Según informaron los opositores Comités de Coordinación Local, cuatro personas fallecieron en la ciudad de Harrah (centro), entre ellas un adolescente de 13 años, otras dos en la provincia meridional de Deraa, y una más en Homs (centro).