Dos niñas que nacieron en Dominicana unidas por el torso viajarán con su madre el miércoles a Estados Unidos, donde las infantes serán sometidas a evaluación en un hospital de Virginia para determinar la viabilidad de una cirugía para separarlas.

María Teresa y Teresa María Tapia nacieron unidas por el abdomen y con un solo hígado el 8 de abril de 2010.

Los padres son Lisandra Sanatis, de 36 años, y el albañil Mario Tapia.

"Ellas están contentas, comen de todo, juegan y a veces pelean", dijo a la AP Sanatis, quien para costear la atención médica, el viaje a Estados Unidos, la ropa y la alimentación de sus hijas recibe el apoyo de organizaciones sin fines de lucro y de la primera dama dominicana, Margarita Cedeño.

Sanatis y Tapia, que carece de un trabajo permanente, también son padres de otros tres hijos de 17, 10 y 4 años.

Un equipo interdisciplinario del Children's Hospital de Richmond, Virginia, evaluará por segunda ocasión a las siamesas y determinará la posibilidad de separarlas, informó el Despacho de la Primera Dama en un comunicado.

Las siamesas fueron evaluadas en diciembre por un equipo del mismo hospital, que decidirá "el momento propicio para concretar la separación", detalló la oficina de Cedeño.

El Children's Hospital no respondió de momento la solicitud de AP sobre el tipo de evaluaciones y procedimientos a que serán sometidas las siamesas durante los próximos tres meses.

"Les pido que dediquen sus oraciones a las siamesas Ma. Teresa y Teresa Ma., quienes viajan para su segunda evaluación", dijo el martes la primera dama a través de su cuenta en Twitter.