El editor del semanario venezolano 6to. Poder, Leocenis García, se entregó el martes para responder las acusaciones penales por haber mostrado en ese medio de comunicación a altas funcionarias del gobierno vestidas como cabareteras en un fotomontaje.

García, quien también es presidente del semanario, estaba prófugo desde que la semana pasada se le acusó de los delitos "vilipendio a funcionario público" e "instigación pública al odio".

El periódico fue sancionado por difundir en su edición del 20 de agosto un fotomontaje en el que se presentaba como empleadas de cabaret a varias mujeres que encabezan instituciones públicas autónomas o independientes del Ejecutivo y que la publicación satíricamente exponía como subordinadas al presidente Hugo Chávez.

García se entregó a un comando militar del occidental estado Zulia, y fue entregado a funcionarios de inteligencia.

"Leocenis está en manos del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional). Estamos esperando su traslado a Caracas para la presentación en el Tribunal noveno de Control", dijo su abogado Pedro Aranguren, al canal de noticias Globovisión.

La directora del medio, Dinora Girón, también fue imputada por los delitos de "vilipendio a funcionario público", "instigación pública al odio" y "ofensa pública por razones de género" y el 21 de agosto fue detenida y permaneció dos días privada de libertad.

Aranguren negó que se hubieran realizado ofensas y espera que García sea procesado en libertad.

"Vamos a solicitar la inmediata libertad con una medida cautelar. Los delitos que se le están imputando no son delitos para que él se mantenga en prisión", indicó.

Las autoridades habían prohibido la edición, circulación y distribución del semanario, pero el lunes levantaron la medida. Sin embargo, se prohibió al medio "publicar información ofensiva" contra las autoridades del poder público nacional y "ser ofensivo contra el género, es decir publicar cuestiones que denigran de la mujer", refirió Aranguren que también es abogado del medio.

El periódico, de corte sensacionalista, tampoco podrá referirse al caso en nuevas ediciones.