Roscosmos, la agencia espacial rusa, anunció hoy la reanudación del programa de lanzamientos de los cohetes portadores Protón y de los bloques aceleradores Briz-M, que habían sido suspendidos tras la fallida puesta en órbita el pasado 18 de agosto del satélite de telecomunicaciones Express-AM4.

La comisión de expertos que investigó las causas del fallo concluyó que los técnicos se equivocaron con los parámetros de programación del bloque acelerador, "lo que llevó a una orientación incorrecta del Briz-M y, como consecuencia, a la puesta del satélite en una órbita errónea", explicó Roscosmos.

La comisión certificó que el resto de los sistemas del Briz-M respondieron correctamente.

El bloque acelerador es la última etapa de un cohete portador -por lo general, la cuarta- y se encarga de llevar satélites desde la llamada órbita de apoyo hasta su ubicación prevista o de impulsar aparatos espaciales fuera del campo gravitatorio de la Tierra.

Con una masa de 5.775 kilogramos y dotado de 57 "transpondedores" (dispositivos de telecomunicaciones) de diferentes bandas, el Express-AM4 debía asegurar la cobertura de telecomunicaciones del territorio ruso y de la Comunidad de Estados Independientes, que agrupa a once antigua repúblicas soviéticas.