Dayron Robles consideró que si no fuera de un país pequeño como Cuba no hubiese sido descalificado después de ganar la final de los 110 metros con vallas del Mundial de Atletismo.

El campeón olímpico y dueño del récord mundial se impuso el lunes en la final de los 110 metros en Daegu, pero fue descalificado por hacer contacto y obstruir al chino Liu Xiang. La delegación cubana apeló infructuosamente el fallo.

"Si yo hubiera sido de otro país, que tuviera más fuerza, no hubiera pasado eso", expresó Robles en declaraciones enviadas por correo electrónico el martes a la AP. "Es bastante polémico que estas cosas sucedan en un mundial de atletismo, lamentablemente me toco perder a mí".

Agregó que "son cosas que pasan en la vida y hay que continuar, más importante que todo ahora es terminar sin lesión, sin problemas de salud, con vistas a los Juegos Olímpicos (de Londres 2012) ahí tan cercanos".

La medalla de oro quedó en manos del estadounidense Jason Richardson, seguido en el podio por Liu y el británico Andrew Turner.

"Yo me creo el campeón... ahora con esta experiencia lo que tengo que tratar siempre es de estar delante".

Robles explicó que en una prueba como los 110 metros con vallas, "siempre se puede chocar, uno abre los brazos, siempre hay sus contactos, yo he tenido carreras que he chocado con (David) Oliver, con el mismo chino (Liu), eso es normal y todos los atletas lo saben".

El campeón olímpico de Beijing se mostró satisfecho de su temporada y recalcó lo importante de "terminar sin lesión con vistas a los Juegos Olímpicos de Londres". Robles informó que competirá el 8 de septiembre en Zurich, después estará el 18 en Dubnika y luego en octubre en los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

El incidente en Daegu privó al cubano del único título importante que le falta en su destacada carrera.

"Dayron y la maldición mundialista" tituló el diario oficial Juventud Rebelde, en su edición del martes en tanto Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba, tituló: "¡Fuerza Dayron!". "Jornada de sonrisa y dolor", comentó el semanario deportivo Jit.