Todos los cargos contra tres militares que fueron sometidos a cortes marcial en Australia por la muerte de cinco niños afganos y un adulto durante un operativo en 2009 fueron retirados, informó el martes el Ministerio de Defensa australiano.

Stephen Smith, titular de la cartera, dijo a la televisión Sky que el fiscal militar en jefe retiró las acusaciones finales contra el último acusado, un teniente coronel.

Las cortes marciales de otros dos militares terminaron en mayo cuando un juez determinó que no tenían el deber de cuidar a los afganos asesinados.

Smith agregó que los tres son los primeros soldados australianos que enfrentan acusaciones de asesinato por la muerte de civiles en combate. El ministro añadió que está buscando un informe sobre por qué fueron presentados los cargos.