La presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara baja pidió el martes al Congreso bloquear fondos estadounidenses para cualquier entidad de la ONU que apoye dar a Palestina un estatus elevado en el organismo internacional.

La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen, en una iniciativa presentada el martes, también prohibiría contribuciones de Estados Unidos al Consejo de Derechos Humanos de la ONU y a una conferencia antirracismo que es vista como una plataforma contra la retórica de Israel.

Ros-Lehtinen ha sido desde hace mucho tiempo una crítica de la ONU. Su iniciativa de ley retendría una porción de las cuotas estadounidenses a la ONU si ésta no cambia su sistema de financiamiento de manera que las cuotas sean voluntarias en lugar de con base en cálculos.

Señaló que la ONU continúa estando plagada de escándalos, mala administración e inoperancia, y "esta iniciativa trata de hacer que la ONU trabaje nuevamente".

El proyecto de ley, con 57 copatrocinadores, aparece en momentos en que la Asamblea General del organismo internacional se prepara para votar sobre un reconocimiento a un Estado palestino independientemente del resultado de las negociaciones de paz palestino-israelíes. En una columna publicada el domingo en el diario Miami Herald, Ros-Lehtinen dijo que su iniciativa sigue un ejemplo del ex presidente George H.W. Bush, quien en 1989 logró impedir que la ONU reconociera un Estado palestino al amenazar con cortarle el apoyo financiero de Estados Unidos.

Pero la vocera del Departamento de Estado Victoria Nuland, en una sesión informativa el martes, dijo que la dependencia gubernamental se opuso a la legislación, y agregó que "minaría gravemente nuestra postura internacional y debilitaría peligrosamente a la ONU como un instrumento para hacer avanzar los objetivos de seguridad nacional de Estados Unidos".