Miles de peruanos celebraron el martes el día de Santa Rosa de Lima escribiendo sus pedidos en cartas que arrojaron a un pozo ubicado en la casa donde vivió la santa entre fines del siglo XVI e inicios del XVII.

"Le voy a pedir unión para mi familia, unión para todos los peruanos", dijo a la AP un devoto llamado Ruddy Delgado, de 45 años, quien esperaba en una extensa fila desde la madrugada llegar al pozo para arrojar su carta.

El pozo, de 19 metros de profundidad, mostraba centenares de cartas en su interior durante la mañana.

La iglesia católica peruana creó en 2010 un perfil para Santa Rosa en Facebook desde donde fieles de todo el mundo que no pueden viajar a Lima envían sus pedidos, que luego un sacerdote imprime y deposita en el pozo.

"Así satisfacemos el pedido de gente que está imposibilitada físicamente de estar en el santuario porque nos escriben de todas partes del mundo", dijo el sacerdote Miguel Ángel Vasallo, creador del perfil en Facebook, a Radioprogramas.

La municipalidad de Lima decidió suspender el tránsito de vehículos en los alrededores de la casa de Santa Rosa, actualmente un monasterio cercano la ribera del río Rímac en el centro de Lima, para facilitar el tránsito de los miles de fieles.

El verdadero nombre de Santa Rosa de Lima fue Isabel Flores de Oliva (1586-1617) y el papa Celemente X la proclamó desde 1671 en "Patrona de América, de las Indias y de Las Filipinas".