El presidente Ricardo Martinelli removió el martes como canciller a su principal aliado político y vicepresidente Juan Carlos Varela.

"Varela descuidó su función de canciller por tener cuatro sombreros, canciller, vicepresidente, presidente de un partido y candidato", señaló el gobernante en un comunicado.

Martinelli designó como nuevo canciller a Roberto Henríquez, quien fungía como ministro de Comercio e Industrias, informó la presidencia en un comunicado posterior. En el primer texto emitido por su despacho, el mandatario había pedido la renuncia.

Varela aseguró en su cuenta de Twitter que Martinelli no le había solicitado la renuncia personalmente, aunque dijo que "tiene la facultad de destituirme como canciller".

"Soy respetuoso de las opiniones del presidente, pero será en su momento el pueblo el que juzgará mi actuación como canciller", agregó.

Martinelli aclaró que su pedido a Varela no representa el rompimiento de la alianza que formaron ambos en las elecciones generales pasadas, aunque correligionarios del vicepresidente cuestionaron la decisión presidencial.

Martinelli pidió a los ministros de Economía, Alberto Vallarino, y de Vivienda, Carlos Duboy, partidarios de Varela, que se mantengan en sus respectivas carteras. Los dos aceptaron mantenerse en sus cargos, afirmó.

La vacante dejada por Henríquez en la cartera de Comercio será suplida por Ricardo Quijano.

Martinelli ganó de forma contundente esos comicios en mayo del 2009 a través de una alianza entre su partido Cambio Democrático, el partido Panameñista, del que Varela es líder, y otros dos colectivos más pequeños.

La solicitud tiene lugar luego de que la alianza se dividió en la Asamblea Legislativa en relación con un proyecto para establecer la segunda vuelta electoral impulsada por el partido de Martinelli y la ratificación el fin de semana del mandatario de que su partido irá con candidato propio a los comicios del 2014.

Los correligionarios de Varela, quien también aspira a la presidencia, consideran que Martinelli incumplió su palabra de respaldar al líder panameñista en el próximo torneo electoral.

Martinelli planteó que si Varela deseaba encabezar la alianza en la próxima contienda presidencial debía someterse a unas elecciones interpartidarias, lo que el vicepresidente rechaza con el argumento que su partido no establece esa figura en sus estatutos.

Varela declinó en 2009 su candidatura para integrar la terna con Martinelli. Los dos tienen en común su éxito en el terreno empresarial, aunque Varela --a diferencia del mandatario-- dirige uno de los colectivos más tradicionales del país y que se había alternado en el poder con el Partido Revolucionario Democrático, principal de oposición, desde la expulsión del dictador Manuel Antonio Noriega por la invasión de Estados Unidos el 20 de diciembre de 1989.