La nueva embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa, Lisa Kubiske, dijo hoy luego de presentar sus cartas credenciales al presidente de Honduras, Porfirio Lobo, que fortalecerá las relaciones comerciales entre los dos países.

"Nuestros fuertes lazos comerciales son importantes, ya que miles de hondureños y estadounidenses dependen de estos lazos. Es mi deseo que estos lazos se fortalezcan aún más a medida que Honduras continúe su camino hacia una mayor prosperidad", indicó Kubiske en la legación diplomática de su país.

Agregó que se siente "muy honrada" de representar a su nación ante el pueblo y Gobierno de Honduras, "un país que siempre ha sido un aliado y amigo de los Estados Unidos".

La diplomática señaló que los lazos entre ambos países "son profundos" y recordó que casi un millón de hondureños vive en Estados Unidos.

Sobre la conversación con Lobo durante la presentación de cartas credenciales, Kubiske indicó que el presidente le expresó su compromiso de "formar una nación cuyos ciudadanos estarán más seguros".

Lobo también le dijo que los hondureños tendrán "una mayor confianza en la aplicación de la ley, que se encontrarán con menos corrupción y que tendrán más oportunidades de educación, empleo y libres de pobreza", según lo expresado por la embajadora.

Agregó que Estados Unidos continuará cooperando con Honduras para que avance en su democracia, el respeto al Estado de derecho y los derechos humanos, conquistas de las que subrayó que son prioridades del pueblo hondureño.

También dijo que EE.UU. apoyará al Gobierno de Honduras en sus esfuerzos para garantizar calles más seguras, más puestos de trabajo, más inversiones y una administración más transparente.

"La seguridad está estrechamente vinculada con las oportunidades de trabajo", recalcó Kubiske al señalar que empresas estadounidenses representan una inversión directa en Honduras a través de servicios financieros, manufactura, turismo, transporte y servicios seguros.

A eso se suma el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica, que según Kubiske "ha proporcionado un acceso sin precedentes para las empresas hondureñas al mercado más grande del mundo, los Estados Unidos".

"Mi compromiso es trabajar con el presidente Lobo, otras personas y sectores para identificar aún más las formas de impulsar la actividad económica que lleve a mejorar las oportunidades tanto para los hondureños y estadounidenses", acotó.

Kubiske dijo que le agrada saber que Honduras participará en la nueva Alianza Mundial para Gobiernos Abiertos, una iniciativa para promover la transparencia, luchar contra la corrupción, aumentar la participación cívica y promover el uso de nuevas tecnologías para que los Gobiernos del mundo sean más eficaces y más abiertos.