Kirani James le dio a la isla de Granada su primer título en un Mundial de atletismo al superar en la meta al favorito LaShawn Merritt para obtener el martes la medalla de oro en los 400 metros.

Merritt dio la impresión que tenía asegurado repetir como campeón, pero James no se amilanó y estiró el cuello en la meta para conseguir el mejor tiempo de su carrera, 44.60 segundos.

Merritt terminó con 44.63 para conseguir la presea de plata, mientras que el belga Kevin Borlee atrapó el bronce con 44.90.