Más de la mitad de los estadounidenses musulmanes entrevistados en una nueva encuesta dijo que se siente señalado y cada vez más vigilado por ciertas medidas antiterroristas del gobierno y muchos afirman haber sido objeto de insultos, amenazas y hostigamiento por agentes de seguridad en los aeropuertos, la policía y otros.

Sin embargo, muchos de ellos se sienten satisfechos con la vida que se lleva en Estados Unidos y consideran que en sus comunidades se lleva un alto estilo de vida.

La encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew, una de las más exhaustivas que se hayan realizado entre los musulmanes en Estados Unidos, demuestra que no hay señales de una creciente alienación o ira entre los estadounidenses musulmanes pese a una reciente preocupación del gobierno de Estados Unidos sobre terrorismo islámico en el país y controversias sobre la construcción de mezquitas.

"Esto confirma lo que hemos dicho siempre: los estadounidense musulmanes están bien integrados y contentos, pero con cierto tipo de sensación persistente de sentirse acosados por un creciente sentimiento antimusulmán en nuestra sociedad", destacó Ibrahim Hooper, portavoz del Consejo de Relaciones Islámicas-Estadounidenses, un grupo de derechos civiles musulmanes con sede en Washington, D.C.

"La gente nos contacta todos los días con las preocupaciones que tienen, en particular con las autoridades policiales en esta era post 11 de septiembre", agregó.

Extremistas musulmanes secuestraron aviones el 11 de septiembre del 2001, y los estrellaron contra las torres gemelas del Centro Mundial de Comercio de Nueva York, el Departamento de Defensa cerca de Washington y en unos maizales en Shanksville, Pensilvania.

En total, 42% de los estadounidenses musulmanes encuestados dijo que su grupo es señalado por el gobierno para realizar vigilancia terrorista. Casi un 43% informó que había tenido experiencias personales de hostigamiento el año pasado, indicó la encuesta publicada el martes.

Ese 43% de personas que han reportado ser objeto de hostigamiento registró un aumento con respecto al 40% en el 2007, la primera vez en que el Pew encuestó a los estadounidenses musulmanes.

Al pedirles que identificaran las formas en que se sintieron afectados, un 28% dijo que había sido tratado o visto con suspicacia por la gente, mientras que un 22% indicó que fue objeto de insultos.

Un 21% dijo que fue señalado por los agentes de seguridad en aeropuertos porque eran musulmanes. Un 6% dijo que había sido maltratado físicamente o había sido atacado.

De otro lado, los estadounidenses musulmanes que perciben que las medidas antiterroristas son sinceros esfuerzos para reducir el terrorismo internacional ahora supera al número de aquéllos que los ven como poco sinceros, en 43% a 41%. Hace cuatro años, durante la presidencia de George W. Bush, muchos más percibían los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos como menos sinceros que sinceros en una proporción del 55% a 26%.

La gran mayoría de estadounidenses musulmanes, un 79% calificó a sus comunidades ya sea como "excelentes" o "buenos" lugares para vivir, aun entre muchos que informaron de actos de vandalismo contra una mezquita o la controversia por la construcción de un centro islámico en sus vecindarios.

El presidente del centro Pew, Andrew Kohut, dijo en una entrevista que en total los estadounidenses musulmanes el nivel de satisfacción entre ese grupo era sorprendente.

"Me preocupaba que hubiese un alto nivel del sentido de alienación, pero no lo hay", destacó Kohut, comparando a Estados Unidos con muchos lugares en Europa donde los musulmanes se han vuelto más separatistas.

Las recientes cifras han sido tomadas en medio de aumento de la atención en Estados Unidos sobre los riesgos de terrorismo en territorio local después de los ataques terroristas de Londres en el 2005.

La encuesta tiene un margen de error de más o menos 5 puntos porcentuales.

___

La subdirectora de encuestas de AP, Jennifer Agiesta, contribuyó a este despacho.

___

En Internet:

Centro de Investigación Pew: http://pewresearch.org/